viernes, 30 de agosto de 2019

Brandubh, un juego de la Irlanda medieval.

Desde hace un par de veranos uso mis vacaciones para desconectar, aparcar los lápices y el teclado e intentar hacer algo con las manos. Hace un par de años fue un tablero de ajedrez para acompañar a una piezas con mucha historia que le regalaron a mi mujer, el año pasado fue un pequeño juego que cuento aquí y este año le ha tocado al Brandubh.

Esta es la pinta que tiene el juego

El Brandubh es un juego de tablero irlandés muy popular en la Edad Media. Es una versión del hnefatafl  jugado por los vikingos llevado allí por estos incursiones y comerciantes. Las principales diferencias son que usa un tablero más pequeño, de 7x7 casillas en lugar de 11x11 y que necesita menos piezas, lo cual facilita enormemente su fabricación para un profano como yo.

Para hacerlo he usado un sobrante de una tabla de roble (eso siempre da caché) y unas cuantas herramientas del taller de mi suegro. Y luego ya se sabe... unas cuantas horas de cortar, tallar, limar, lijar, pintar, repintar, rerepintar... sí, me costó pillarle el tono a las fichas negras.

El rey, un defensor y un atacante

El hnefatafl y sus derivados tienen una particularidad que en mi opinión los hace muy interesantes, las fuerzas de los dos jugadores son desiguales. En este caso el jugador blanco (los defensores) tiene cinco piezas y el negro (los atacantes) tienen ocho. También tiene un objetivo diferente, el blanco tiene que hacer que su rey huya y el negro matarlo (nada de esas sutilezas del ajedrez).


Reglas del juego


La naturaleza asimétrica de las fuerzas hace que la dificultad no esté equilibrada para ambos bandos, pero aquí presento una versión de las reglas que minimiza en gran medida esa diferencia, de todas maneras, lo ideal es jugar varias partidas alternando los papeles. Son partidas rápidas, así que que eso no es ningún problema.
  1. Las piezas se sitúan formando una cruz en el tablero, las blancas en el centro con el rey en medio (en el trono) y las negras extendiéndose desde ellas haciendo llegar la cruz hasta los bordes del tablero (el salón del trono).

    Disposición inicial del tablero

  2. El objetivo de las blancas (los defensores) es conseguir que su rey llegue a una de las cuarto esquinas de tablero (las puertas de salida), momento en el que huirá y ganarán la partida.
  3. El objetivo de las negras (los atacantes) es capturar al rey y así usurpar el trono.
  4. Todas las piezas se mueven como las torres de ajedrez, tantas casillas como quieran en linea recta (horizontal o vertical). No se puede saltar sobre ninguna otra pieza. 
  5. Las negras realizan el primer movimiento.
  6. Ninguna ficha excepto el rey puede situarse en las casillas de las esquinas ni en la casilla central (pero sí pasar sobre ella). Si el rey abandona su trono tampoco puede volver a él.
  7. Las capturas se realizan rodeando a una pieza enemiga con dos propias, ya sea vertical u horizontalmente (no en diagonal), momento en el que se retira del tablero. Un movimiento puede provocar varias capturas.

    El jugador negro captura una pieza blanca

    El jugador negro captura dos piezas blancas

  8. Cuando el rey está en su trono tiene que ser rodeado por los cuatro lados para ser capturado (horizontal y verticalmente).
  9. Las casillas de las esquinas se consideran hostiles, por lo que en las capturas cuentan como piezas enemigas.

    El jugador negro captura una pieza blanca contra una esquina

  10. Si una pieza se mete voluntariamente entre dos enemigos no es capturada. La captura solo sucede como consecuencia de un movimiento del enemigo.

    La ficha blanca se mete entre las dos negras sin ser capturada

  11. Si un jugador no puede mover ninguna pieza pierde la partida.

Es un juego rápido en el que cada partida no lleva normalmente más de una docena de movimientos y cualquier error se paga con la derrota. Uno de esos en los que se encadenan revancha tras revancha, de los de '¡Mierda!, la he cagado. Echamos otra'.

Espero que os guste, yo me lo he pasado bomba haciéndolo y jugando con mis hijas y sobrinos.

Ah, para no dejar la otra cara del juego en blanco, grabé en ella un tablero de Nine Men's Morrris (otro juego antiquísimo) que uso con unas piedras de pecera como fichas. Piedras que también se pueden usar para jugar al brandubh si no se quiere hacer unas piezas de madera.

Nine Men's Morris

Brandubh usando piedras como piezas

1 comentario:

  1. No sabía cómo funcionaba el juego. Muy interesante, la verdad.

    El ajedrez es una idealización de un campo de batalla... y esto es la idealización de un intento de asesinato. Estos vikingos... xD

    ResponderEliminar