viernes, 11 de mayo de 2018

Empezando a practicar con el color

He decidido que ya va siendo hora de quitarle el miedo al color. No me entendéis mal, no es que tenga alguna rara enfermada mental que me haga huir de los semáforos y los muestrarios de moquetas; es colorear los planos que dibujo lo que me echa para atrás. Pero creo que hacer aquello que te da miedo es una forma excelente de superarlo, así que allá vamos...

Pincha en la imagen para verlo en grande

Como veis, es uno de los planos de la aventura El pozo de Brunnenburg. He intentado huir de los colores estridentes, no se si me habré pasado. Todavía me queda mucho por mejorar, pero no es un mal comienzo, poco a poco saldrán cosas más chulas.

Venga gente, hasta la próxima.