martes, 19 de enero de 2016

Sitiados en el Sector Lázaro

A falta de pan buenas son tortas. Mi escasez de tiempo/inspiración me impide dibujar un dungeon decente, así que me quitaré el mono con una pequeña pincelada de ambientación para Sector Lázaro. Algo rápido escrito al vuelo, no esperéis gran cosa.


Painting by Leon tryingtofly.deviantart.com/ 

Dos meses, dos meses es lo que ha tardado la plaga en alcanzarnos. Mira que lo advertí, tenían que haber derribado la nave en cuanto fue detectada, dejarla aterrizar fue una locura... Una locura que le iba a costar la vida a millones de personas.
Pero claro, solo soy un sargento de aduanas, no entiendo de esas cosas. Ademas está esa estúpida religión, la Misericordia Universal... menuda mierda, con suerte desaparecerá junto con el resto del planeta. En cuanto supieron que en la nave había supervivientes la masa de creyentes se movilizó, no se les podía dejar morir, a pesar de llevar la bodega llena de infectados. Así que, finalmente, se permitió aterrizar a la nave en una zona aislada y deshabitada. Aislada hasta que miles de creyentes se acercaron allí para dar gracias al señor y recibir a los 'enviados'... gilipollas.
Lo único que aún resiste es la capital del planeta, pero sus puertas están a punto de ceder ante la masa de infectados vociferantes. Pero eso no es lo peor, las llamadas de auxilio solo han conseguido que la Confederación Bosser declare el planeta como irrecuperable y decrete su purificación. Menudos aliados de mis narices, les pides auxilio y te ayudan convirtiendo el planeta en un infierno nuclear.
Pero ya no hay solución, lo único que se puede hacer es intentar huir del planeta antes de que sea purificado. Por suerte hay un par de transportes requisados en los hangares del puerto, el resto ya han sido utilizados por el presidente y el resto de payasos del gobierno para poner pies en polvorosa. Solo hay llegar allí antes de que las puertas de la ciudad cedan, bueno y salir del planeta sin que nos derriben los cabrones de la Confederación, claro.

Releyéndolo, sirve de semilla para una aventura, primero huida a través de una ciudad llena de infectados y después combate espacial, lo veo, lo veo.

Hasta mas ver señores.